Cuando aprendí a tocar la guitarra era un niño y recuerdo que solía decir "el mismo trabajo que me cuesta aprenderme una canción,es el mismo que me cuesta componer una propia" y así jugando jugando me convertí en CANTAUTOR.


Hoy por hoy sigo construyendo mi futuro con sabor al pasado y sigo jugando a componer y disfruto mucho cantando solo lo que escribo.

BIENVENIDO, PASALE A LO BARRIDO, QUITATE LOS ZAPATOS Y PONTE COMODO, POR QUE ESTÁS ENTRANDO A MI CASA, A MI VIDA,A MI HISTORIA PERO SOBRE TODO A MI CORAZON.